lunes, 13 de junio de 2011

TRABAJO SIERVO SIN TIERRA


AUTOR
EDUARDO CABALLERO CALDERON
Nació en Bogotá en 1910 y murió en la misma ciudad en 1993; sus cenizas se encuentran en la capilla de su finca en Tipacoque (Boyacá), donde aceptó ocupar el cargo de alcalde, lo que dio lugar a sus libros Tipacoque y Yo el alcalde: soñar un pueblo para después gobernarlo. Eduardo Caballero Calderón fue novelista, ensayista, periodista. También fue miembro de la Academia Colombiana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia Española y embajador de Colombia ante la UNESCO en París.
OBRA
SIERVO SIN TIERRA

INTRODUCCION
Puedo concluir que la obra de Caballero Calderon es una muestra clara del resultado social que tiene nuestro país, la lucha de los políticos más que por la ideologías por intereses mesquinos.
El pueblo campesino ha tenido que soportar crisis como la de aquellas épocas y hoy en día también el sistema de gobierno los ha dejado a muchos sin tierra. Es por ello que cada día vemos muchos siervos en buscas de lo más importante para ellos y es un minifundio para sostener a su familia.
TEMA CENTRAL DE LA OBRA
El resultado en el pueblo de la lucha política mediados del siglo XX.                                                                                  La lucha de un campesino pobre, de raza indígena e ignorante, Siervo Joya por obtener un pedazo de tierra. Es la lucha infructuosa de toda una vida por ser propietario de una parcela para cultivarla con independencia. Después de prestar el servicio militar, regresa al campo, en donde trabaja como arrendatario de una pequeña parcela, dedicado al cultivo de maíz, al tiempo que sirve como peón en un trapiche vecino. Siempre vive sometido a los terratenientes, los administradores y mayordomos.
RESUMEN

 La mejor descripción de Siervo Joya, el campesino sin tierras, está en sus propias palabras: “Nací y me crié entre cabras, puercos, perros, gallinas y mi mama”. Cuando esta, que se llamaba Sierva Joya, murió, el hijo quedó huérfano y solo. A instancias de su comadre, admitió como compañera a Tránsito, que tenía un hijo de Ceferino, un delincuente a quien la policía dio muerte después de haberse fugado de la cárcel. Dos años después, influido por el cura, se casaron. Con los dos hijos que tuvieron y el perro Emperador, formaron la familia.
El eje del relato lo constituyen las aventuras de Siervo Joya, campesino nuevamente de la región del departamento de Boyacá durante la época de la Violencia. Liberal de nacimiento, Siervo Joya tendrá como único objetivo en la novela trabajar para comprar un pedazo de tierra. Ambientada en un mundo cruel y primitivo, la novela da cuenta de la gran cantidad de injusticias que se cometen con el campesino ignorante, siervo en una inverosímil relación feudal con los señores del territorio. Sus superiores lo involucran en la política liberal de Boyacá para gritar vivas, hacer mandados y votar en las elecciones lo cual lo llevo a creer que la revolución repartiría las tierras entre los pobres, hecho que cambiaría su vida y le permitiría disponer de tierra propia y suficiente. En una manifestación política en Soatá,en medio de una borrachera dio muerte al godo Anastasio. Un conservador de la región, los conservadores pidieron un castigo ejemplar, en entonces es conducido a la cárcel durante dos años por lo que abandona a su esposa Tránsito, su perro Emperador y su hijo Sacramento.
De allí logra fugarse con los demás presos gracias a la rebelión popular causada por los acontecimientos del 9 de abril y la turba liberal se impacienta tras la victoria de los conservadores en las elecciones y el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán.
Los liberales perdieron el poder y las ilusiones “revolucionarias” de Siervo se van al suelo. Los godos tomaron los puestos de mando y asustaron a los liberales, lo cual obligó a muchos de estos a emigrar.
Se inicia así el período de la persecución en el cual Siervo Joya será maltratado físicamente y en su honor de liberal. Un tiempo después, cuando parecen normalizarse las cosas y la gran mayoría del pueblo liberal ha abandonado sus casas atrincherándose en el monte,  por fin con unos ahorros obtenidos de Sogamoso después de dos años de trabajar como peón en tender la línea del ferrocarril. Siervo Joya logra convencer al señor Ramírez de venderle el pedazo de tierra que tanto ha querido y trabajado frente a un contrato de endeudamiento.  Pero en el camino que conducía a la tierrita adquirida, yendo con Tránsito y el perro Emperador, enfermó y quedó tendido frío y tieso. Murió al anochecer y Tránsito fue al día siguiente a decirle al administrador, Don Ramírez, que desbarataran el negocio, pues no tenía ni un peso para el cajón, y las velas, y el responso, y el cura, y tenía que seguir viviendo con el Siervito y el perro.
Se ha querido creer que la diferencia tajante entre liberales y conservadores le concierne a la Iglesia y sin embargo, a pesar de la activa participación de ésta en ciertos bochornosos episodios relacionados con la persecución liberal, los liberales siguen formando parte de la colectividad católica.
Ante la falta de ideología, buena es entonces la práctica del odio, un velo que oculta las similitudes y proyecta la sensación de diferencias. Odiando se es liberal o se es conservador. Sin odio no hay comunidad.  La mejor descripción de Siervo Joya, el campesino sin tierras, está en sus propias palabras: “Nací y me crié entre cabras, puercos, perros, gallinas y mi mama”. Cuando esta, que se llamaba Sierva Joya, murió, el hijo quedó huérfano y solo. A instancias de su comadre, admitió como compañera a Tránsito, que tenía un hijo de Ceferino, un delincuente a quien la policía dio muerte después de haberse fugado de la cárcel. Dos años después, influido por el cura, se casaron. Con los dos hijos que tuvieron y el perro Emperador, formaron la familia.

PERSONAJES PRIMARIOS

Siervo Joya. Este campesino joven es el personaje central, en medio de una dura vida por la supervivencia en zona rural, explotado por el terrateniente y sus colaboradores y siendo víctima de su propia ignorancia. Es un hombre engañado que termina siendo destruido por las “banderas” políticas. Es alto y delgado, tanto que se le notan las costillas; sus piernas son duras y elásticas y sus pies anchos y gruesos. Sus manos son fuerte, su cara esquelética y con cuatro dientes en la boca. Es muy habilidoso para cazar.
Tránsito. La compañera de Siervo Joya, es también de raza india, pobre y explotada, pero de inteligencia natural y desconfiada. Ella sigue a su esposo como una esclava; le teme a la violencia de Siervo y por eso es sumisa. Es ignorante y está resignada a su suerte. No tiene ninguna esperanza de dignidad o de libertad. Su cuerpo no es atractivo y es bizca; tiene cabello largo y negro, de ojos color café y es casi tan alta como Siervo.
Don Ramírez. El administrador de la hacienda en donde trabaja Siervo. Además cacique político en el partido liberal de la época.
Floro Dueñas. El propietario de la hacienda. Hombre rudo, también vinculado con la causa liberal. Tenía cultivos y animales y empleaba peones para trabajar; prestaba a interés a los vecinos el dinero que le daba la Caja Agraria y con eso se enriquecía.
PERSONAJES SECUNDARIOS
Roso. Mayordomo de la hacienda.
Ceferino. Delincuente que fue el primer amante de Tránsito.
La comadre Chava. Comadre de Siervo y dueña de una tienda sobre la carretera.
El agente viajero. Vendedor de preparados y medicinas. Engaña a Siervo con negocios en los cuales Siervo cree ingenuamente.
Arsenio Florez: Cacique conservador. Es bajo, gordo, con piernas gruesas y cortas. Usa botas de montar como las de la policía y sombrero de alas muy anchas. Tiene el rostro hinchado y con un bigote como de cerda. Siempre carga muchas armas.
El candidato. Un joven que es candidato a diputado y tiene el apoyo del alcalde, el concejo, el personero, el notario y los patronos de Siervo. Tiene cara verdosa y bigote pobre. Usa ropa deportiva y es buen orador
El cura. Propagandista del matrimonio entre sus feligreses y encargado de convencer a Siervo para que se case con Tránsito.
El ayudante. Se queda con las botas que Siervo había conseguido cuando prestaba el servicio militar.
ESPACIO ABIERTO
Las regiones montañosas de la provincia de norte de Boyacá.
ESPACIO CERRADO
La cárcel, la casa de siervo joya, la casa de don Ramirez, Soatá
TIEMPO CRONOLÓGICO Y AMBIENTAL
Aproximadamente 20 años
APORTE PERSONAL
 En el campo, entre Boyacá y Santander, sucede la historia de Siervo Joya, un campesino indígena pobre e ignorante, que arrienda una parcela y trabaja como peón de una hacienda vecina, pero que solamente quiere ser propietario "de una tierrita", para poder tener independencia en su trabajo y también independencia económica para él y su familia. En esa realidad llena de terratenientes que maltratan a los campesinos y de violencia política entre conservadores y liberales Siervo cree que la "revolución" le dará la tierra que quiere pero todos sus sueños terminan cuando ganan el poder los godos y Siervo tiene que trabajar como peón en la construcción de la línea del ferrocarril. Después de dos años consigue unos ahorros y paga la cuota inicial para su parcela. Pero en el camino hacia su parcela,  se enferma y se muere, sin poder cumplir el sueño de toda su vida de ser propietario de su tierrita y poder cultivarla.
Lo primero que pensé cuando terminé de leer la historia fue que yo quería saber algo más sobre el tema y ver qué había pasado en Colombia desde entonces, especialmente porque hoy hay muchos desplazados por la violencia y para quitarles las tierras. 
Me di cuenta de que en Colombia las cosas no han cambiado nada desde esa época hasta ahora. Los campesinos siguen estando en la miseria y en la ignorancia, porque así se los puede explotar económicamente y se los manipula para usarlos a favor de la causa política de sus patrones. Los campesinos siguen viviendo en un ambiente de peleas y de problemas, con insultos y violencia. Las autoridades y la justicia están al servicio de los poderosos, sin que los campesinos encuentren apoyo, ni siquiera para los préstamos que ofrece el gobierno. La plata que el gobierno les manda a los campesinos se la queda los políticos que son corruptos y después van y compran los votos de los campesinos.
Toda la historia de Colombia está unida a la violencia que nace por las diferencias que hay entre los pobres y los ricos, entre los campesinos y los dueños de las tierras. Los ricos siguen explotando a los pobres y quitándoles sus derechos. La situación social no cambia, así cambien los políticos, y los campesinos, representados por Siervo, nunca son escuchados, se los sigue echando de sus tierras y nunca logran ver realizados sus sueños de ser propietarios de las tierras que trabajan y vivir en paz con sus familias.


 


.VILMA ARENAS

2 comentarios:

  1. Muy Buena Redaccion,, Me Sirvio Mucho.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. eesto es de lo mejor bakano todos los libros tuvieran esto pzz una tarea ya la tenemos jajua xDD

    ResponderEliminar